7 Bailes criticados a lo largo de la historia

Increíblemente, existen bailes criticados, y es que el mundo del baile ha experimentado un constante proceso de transformación a lo largo de la historia, reflejando los valores y las actitudes cambiantes de la sociedad.

Desde los rituales ancestrales hasta las tendencias modernas, cada nueva forma de movimiento ha enfrentado tanto la admiración como la crítica, que también nos enseña mucho.

Cada generación ha dado la bienvenida a nuevos estilos de baile con opiniones divididas, lo que demuestra que la danza no solo es una expresión artística, sino también un espejo de la cultura y la moralidad de su tiempo, por ello vale la pena conocer un poco más sobre los bailes criticados, su contexto y la razón de ello.

La Volta

bailes criticados

En Europa del Renacimiento, surgió la "Volta", un baile que desafió las normas sociales y religiosas de la época. A diferencia de los bailes rígidos y formales, la Volta involucraba a una pareja que bailaba en estrecha cercanía, incluyendo movimientos que requerían que la dama fuera levantada por su pareja.

Estos movimientos audaces y la proximidad entre los bailarines alarmaron a la sociedad conservadora de la época, que veía la danza como una forma de seducción inaceptable, pero que luego, se siguió bailando.

Vals

No muchos creerían que es de los bailes más criticados, y es que principios del siglo XIX, el vals se introdujo en la alta sociedad europea. Aunque puede parecer inofensivo hoy en día, en su momento fue ampliamente criticado debido a su abrazo cercano y a los giros rápidos que involucraba.

Las clases conservadoras de la sociedad temían que este contacto físico cercano pudiera llevar a comportamientos indecorosos y promiscuos entre los bailarines. A pesar de las críticas iniciales, el vals finalmente se convirtió en uno de los bailes de salón más populares y aceptados.

Cancán

A finales del siglo XIX, el cancán se hizo famoso en el cabaret parisino Moulin Rouge. Este baile, caracterizado por sus patadas y faldas levantadas, fue considerado escandaloso y vulgar por muchas personas debido a su naturaleza provocativa. La sensualidad y la energía del cancán desafiaban las normas de modestia de la época y generaban críticas tanto de la sociedad como de las autoridades religiosas.

Tango

El tango, también es de los bailes criticados, que es nacido en los barrios marginales de Buenos Aires a finales del siglo XIX, también fue objeto de controversia. Sus movimientos apasionados y su cercanía entre los bailarines desafiaban las normas sociales de la época, siendo considerados como "inmorales" por algunos sectores conservadores. El tango también sufrió críticas por su origen en entornos marginales y su asociación con la prostitución, lo que generó un estigma social en sus primeros días.

Twist

Con la llegada de la década de 1960, surgió el twist, un baile caracterizado por sus movimientos enérgicos y rápidos giros de cadera. Aunque hoy en día parece inocente, en su momento fue criticado por las generaciones mayores como un baile indecente y peligroso. El twist representó la rebeldía juvenil y la brecha generacional, lo que contribuyó a su recepción crítica.

Lambada

En la década de 1980, la lambada se popularizó en Brasil como un baile sensual que involucraba movimientos cercanos y rápidos. Aunque muchos jóvenes lo abrazaron como una expresión de diversión y pasión, la lambada enfrentó críticas por su contenido erótico y provocativo.

Las preocupaciones sobre la influencia de este, que fue de los bailes criticados, en los valores tradicionales y la moralidad llevaron a prohibiciones en algunos lugares y la creación de versiones más "moderadas" del baile.

Twerking

bailes criticados

El twerking, un estilo de baile que enfatiza los movimientos de cadera y glúteos, que fue tema de que hablar gracias a Miley Cyrus, y ha sido objeto de controversia desde su popularización. Criticado por algunos como vulgar y sexualmente explícito, el twerking ha sido debatido en términos de su impacto en la cultura popular y su influencia en los jóvenes. Mientras algunos defienden su expresión artística y su conexión con la música contemporánea, otros lo ven como un reflejo de una sociedad cada vez más permisiva.

La historia de la danza está llena de ejemplos de bailes criticados que desafiaron las normas sociales y generaron controversia en su momento. Estos bailes no solo reflejan la evolución de la cultura y la moralidad, sino que también destacan la importancia de cuestionar las actitudes prevalecientes y explorar nuevas formas de expresión. A medida que la sociedad continúa cambiando, es probable que surjan nuevos bailes que desafíen las expectativas establecidas, lo que nos recordará que la danza seguirá siendo un reflejo vivo de nuestra identidad cambiante.

Deja una respuesta