Danza femenina consciente

danzafemeninaconsciente

Una de las razones por las cuales me gusta tanto el tema de las danza orientales en general, es porque veo que como ninguna otra danza, logra rescatar muchos de los aspectos femeninos que se han ido olvidando con el tiempo.

Es innegable que el hecho de bailar danza árabe o danza hindú por ejemplo, puede llegar a cambiar la percepción que se tiene del cuerpo, de los movimientos y del entorno también, pero también creo que para lograr el máximo beneficio éste tipo de danzas se deben hacer de manera consciente. Esto de alguna forma significa abandonarse a la experiencia, dejar que el cuerpo vaya retornando a sus raíces y sin el afán de querer lograr movimientos perfectos en lo técnico pero vacíos de sensaciones.

Las danzas orientales brindan la oportunidad de poder explorar diferentes opciones y lo bueno es que en el proceso se puede encontrar más información sobre las dificultades que tenemos con nuestro cuerpo como mujeres y también las fortalezas. Si a la hora de hacer un movimiento nos sentimos tensas, con ansiedad o si por el contrario podemos fluir con él, esto nos dará pistas importantes para saber en qué hay que trabajar, no sólo a nivel corporal sino también dentro de nosotras.

Así que si bien creo que la danza en todas sus formas es muy importante y trae muchos beneficios, la danza que se hace con consciencia, con respeto, con amor y sobre todo con el objetivo de mejorar como personas, tiene una mayor relevancia y nos puede ayudar a largo plazo para descubrir quienes somos y de éste modo poder sanar.

Otros artículos de tu interés:

Deja un comentario