El compromiso con la danza

elcompromiso e13811660299871

El Compromiso que adquirimos con el hermoso mundo de la danza no es con quien nos enseña, con quien nos anima a tomar esta camino o con nuestros compañeros de baile, el verdadero compromiso es con nosotros mismos.

El primer día después de que tomé mi primera clase de Bollywood me sentí tan perdida, sentí que era un reto tan grande y tan difícil que pensé en no volver, sentí una especie de frustración interior, pensaba en cómo era posible que yo, quien amaba la danza y quería con todo el corazón aprender danza de la India y quien ya llevaba bastante tiempo aprendiendo algo similar, no pudiera con unos simples pasos.

La frustración duró unos días hasta que me dije: sólo tengo dos caminos, renunciar, no volver y dejar las cosas así o continuar pase lo que pase. Afortunadamente escogí la segunda opción, decidí volver a clase, tomármelo con más calma y sobre todo tenerme más paciencia, estaba aprendiendo algo nuevo, algo para lo que no estaba preparada, mi cuerpo estaba en vías de moverse de manera diferente y como todo aprendizaje, al comienzo puede parecer complicado, pero lo importante de todo fue haber decidido lo que era mejor para mi.

Muchas veces elegimos el camino fácil, nos rendimos al primer intento, pensamos: “eso no es para mi”, “no puedo hacerlo”, “no tengo tiempo”, “soy muy torpe o muy (inserte excusa aquí) para esto” y no nos detenemos a pensar que tal vez nos estamos alejando de un camino que nos traerá muchas satisfacciones, no pensamos que estamos renunciando a algo que nos hará mucho bien, algo que nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma nos agradecerán.

Igual cuando tomamos la primera decisión de tomar este camino, a veces nos olvidamos que también el proceso es importante. Muchas veces me ha dado pereza ir a clase porque está lloviendo, porque depronto hay mucho tráfico, porque me duele una pestaña o porque voy 5 minutos tarde, a todos nos pasa, pero luego recuerdo que esto es algo que estoy haciendo por mi, que así me sienta mal, cuando entro a clase todo se me olvida y que la clave para que el proceso de aprendizaje sea exitoso es la constancia, es romper nuestras barreras mentales, es liberarnos de las excusas y trampas que nos ponemos a diario y así empezar a tener el control de nuestros destinos, es no dejarnos abrumar por esas voces internas que no nos llevan a nada y tomar la decisión de comprometernos con algo que nos beneficiará, es empezar a crecer, a vivir y a escuchar nuestra voz interior.

Todo esto va a que ahora que lo pienso, el no haber renunciado, el ser constante y sobre todo el no rendirme a la primera para seguir algo que me gusta tanto, ha hecho que me sienta mejor con este proceso, son muchas las cosas que me ha traído este nuevo camino y las agradezco día a día y me ha hecho reflexionar sobre cómo cuando nos comprometemos realmente con nosotros mismos todo empieza a fluir mejor y empezamos a ver los resultados de ser constantes y amorosos con nosotros mismos.

Así que desde aquí animo a todos aquellos que tienen dudas, que creen que no pueden o que esto no es para ellos, los ánimos a darse el regalo de tomar un camino hermoso que aunque a veces algunas veces esté lleno de obstáculos (que muchas veces son sólo creaciones de nuestra mente y no son obstáculos reales) siempre traerá las más grandes satisfacciones.

Otros artículos de tu interés:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar